Finanzas Personales del Empleado y Productividad Laboral

El estrés financiero es una situación en la que las presiones financieras causan que una persona se preocupe por sus finanzas o cuando una persona no puede cubrir sus necesidades básicas. A la inversa, el bienestar financiero se relaciona con la liberación del estrés y la preocupación financiera, lo que le permite a una persona tomar decisiones para disfrutar de su vida.

Según el Banco de Reserva de Australia, la mayoría de las personas no se proponen ponerse en una situación de estrés financiero:

“A veces, las personas pueden optar por esforzarse inicialmente para obtener un préstamo, tal vez incluso en situaciones de estrés financiero leve y temporal. Pero normalmente lo harían con la expectativa de que será más manejable con el tiempo a medida que aumenten sus ingresos. El estrés financiero más grave a menudo sólo se produce por una combinación de lo que resulta ser una deuda excesiva y circunstancias cambiantes que no resultan en lo esperado ".

La salud financiera es un factor importante en el compromiso de los empleados

Según la Encuesta de bienestar financiero para empleados de 2018 realizada por PwC, más de la mitad de los empleados están estresados por su salud financiera. Cuando se les pregunta qué es lo que les causa más estrés en sus vidas, casi el doble de ellos menciona sus asuntos financieros personales en vez del estrés laboral.

Por supuesto, aquellos que están distraídos por problemas financieros personales suelen ser menos productivos cuando están en el trabajo. Incluso si es solo una hora o dos, cuando se extrapola a más de la mitad de su fuerza laboral, es una pérdida importante de productividad.

Los empleadores deben pasar de una postura reaccionaria en la forma en que abordan estos problemas para ser más proactivos y ayudar a prevenir el problema en primer lugar. Si bien el informe de PwC indica que los empleados quieren tomar sus propias decisiones financieras, también quieren beneficios de bienestar financiero. Quieren acceso a asesores imparciales para ayudarles a entender y usar sus beneficios.

Es importante reconocer que la salud financiera y el bienestar mental influyen en gran medida en el bienestar físico y en la capacidad de una persona para hacer su trabajo.

Según la empresa de gestión de riesgos, Willis Towers Watson, los empleadores han comenzado a desempeñar un papel más activo para ayudar a sus personas a gestionar su salud financiera personal.

El estudio de 2017 demostró que el 69% de los empleadores reconocieron que deben desempeñar un papel activo para ayudar a los empleados a administrar su salud financiera personal. Más de la mitad (56%) afirmó que implementarían un programa de bienestar financiero para su personal dentro de los próximos tres años.

Cuando se trata de la salud financiera, también entran en juego una serie de factores sociales, económicos y culturales. Con la mayoría de edad de la Generación Z, un nuevo grupo de trabajadores está ingresando rápidamente a la fuerza laboral, como los Millennials anteriores, con poca experiencia o educación financiera.

Como empleador, se debe ser creativo al ofrecer apoyo a su gente para hacer frente a esta realidad. Por ejemplo, ofrecer beneficios a los empleados en torno a tarifas especiales para préstamos de vivienda, servicios públicos o préstamos para apoyar eventos clave de la vida, como casarse o formar una familia, puede marcar una gran diferencia para los empleados. Al ayudarlos a ampliar sus ingresos, puede proporcionar beneficios financieros que ofrecen apoyo práctico y directo.

Con demasiada frecuencia, sus jóvenes reclutas se enfrentan a la presión financiera de vivir de forma independiente por primera vez, y tener que hacer frente al pago de alquileres y facturas sin habilidades de presupuesto inteligente. No se necesita mucho para que las finanzas problemáticas se salgan de control, lo que lleva a algunos jóvenes a una espiral de deudas que, en última instancia, afecta su bienestar mental.

Según la encuesta de PwC, cuando se les preguntó qué significa el bienestar financiero para ellos, las principales respuestas por generación fueron:

Millennials: estar libre de deudas.
Generación X: No estar estresado por las finanzas.
Baby Boomers: Tener suficientes ahorros para no tener preocupaciones sobre gastos inesperados.

Algunos Datos en Latinoamérica
  1. El 56,5% de la población en Latinoamérica declara tener un presupuesto. Lo preocupante es que de ese porcentaje, solo la mitad lo aplica (51,7%) según cifras del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF)

  2. Diferentes estudios han revelado que una persona en promedio gasta el 10 % de su salario en el ocio. La mayor parte de estos se denominan los “Gastos Hormiga”. Esos gastos se pueden transformar en ahorros con una correcta educación financiera.

  3. 7 de cada 10 hogares en Estados Unidos no pueden sobrevivir uno o dos meses sin su salario, según lo publicó Thomas Stanley y William Danko en el libro “El millonario de al lado”.

  4. Según cifras del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en promedio, el 57,3% de los latinoamericanos han ahorrado en los últimos 12 meses. Esto quiere decir que cerca de la mitad de esta población no ahorra.

  5. El 41,1% de los latinoamericanos no se ponen metas financieras a largo plazo, ni se esfuerzan por lograrlas.

  6. Más del 80% de la gente solo se dedica a trabajar día tras día, esforzándose para pagar sus deudas y haciendo malabares para extender el sueldo hasta fin de mes.

Apoya la salud financiera de tus empleados con Dinero Emocional

Únase a los principales empleadores que tienen la intención de ayudar a los empleados a reducir la carga del estrés financiero con nuestro sistema de entrenamiento online o a través de los talleres presenciales que brindamos.

Mejorará la salud financiera de sus empleados, y la productividad mientras promueve buenos hábitos financieros.

Nos puede contactar por teléfono o correo electrónico donde le responderemos con mucho gusto todas sus consultas y le proporcionaremos mayor información acerca de nuestro programa para empresas.

¿Dudas, Consultas? 

(57) 321 7594619 / (57) 317 3692663

¡Contáctanos!

© 2019 Dinero Emocional. Todos los derechos reservados

Diseño por AdLytic