Buscar
  • Jaime Collazos

Pasos para re-diseñar un presupuesto que le permita contener una crisis financiera

Alguna vez se ha preguntado ¿qué medidas tomar ante una crisis financiera en su hogar?


Lo primero que se le puede venir a la cabeza es eliminar los altos gastos que tiene actualmente en su presupuesto. Pero, eliminarlos de manera inmediata no es tan fácil como parece porque implicaría grandes cambios y trastornos en la vida familiar. Vender la casa, el carro, sacar los hijos de la universidad, dejar de ahorrar, dejar de ayudar económicamente a sus padres, hasta bajar de estrato, entre los hechos más significativos a realizar.


Sin embargo, en épocas de austeridad económica, existen varias opciones muy sencillas que te permitirán re-diseñar y aplicar un presupuesto para apaciguar una crisis financiera.


A continuación, los más importantes:


1. Haga una lista de todos los ingresos (descontando los impuestos) que recibe cada mes: salario, honorarios, arriendos, comisiones, entre otros. Analice cuales se verán afectados por la crisis y re-calcule sus nuevos ingresos del próximo mes.


Esto le permitirá tener una visión clara de cuánto deberá ajustar su presupuesto de gastos y así poder contener una crisis financiera.

2. Realice el mismo ejercicio para sus gastos. Deben ser lo más específicos posibles. Si alguno sobrepasa el 5% del total, entonces deberá detallarlo. Esto le ayudará a conocer qué gasto podría eliminar por lo pronto. Por ejemplo, si usted gasta en su hogar 400 dólares mensuales, cada vez que registre en su presupuesto un gasto mayor a 20 dólares, especifíquelo bien y no lo registre como un gasto general. Una cosa es registrarlo como “pago de servicios” y otra como “pago de internet”.

Como los gastos mensuales que realiza una familia son de varios tipos, agrúpelos en los siguientes grupos:

· Los del hogar: los relacionados con el funcionamiento del lugar donde reside (arriendo, servicios públicos, entre otros).


· El familiar: relacionado con la vida de las personas que viven con usted (educación, medicina prepagada, peluquería, entre otros).


· Los logísticos: gastos que incurre en sus desplazamientos diarios (gasolina, mantenimiento del carro, bus, Uber, entre otros).


· Los gastos hormiga: pequeños gastos que realiza a diario que al sumarlos en el mes se consideran sustanciales.


· Los de ocio: diversión, como boletas de cines, fútbol, bares y los fines de semana.


· Obligaciones financieras: detalle las deudas que posea, incluyendo las de su pareja, (hipoteca, automóvil, tarjetas de crédito). Por último, están los impuestos (predial, rodamiento, entre otros).

3. Una vez adicione estos grupos en la columna de gasto de su presupuesto, calcule el flujo de caja. Para ello, reste el total de los ingresos y gastos de los dos puntos anteriores. Como sus ingresos se varan afectados por la crisis, obviamente le faltará dinero, ósea tendrá un flujo de caja negativo. ¡Cuidado! debe de inmediato tomar medidas de modo que no se convierta esta situación en el inicio de una crisis financiera familiar. Está en sus manos tomar las medidas necesarias para bajar sus gastos en la misma proporción, incluso menos. Si se hace se hace el loco, se endeudará y tarde que temprano sufrirá una crisis.

4. Identifique todos los gastos de su presupuesto relacionados con servicios como: internet, televisión por cable, lavado del carro o moto, celular, plataformas de streaming.

Luego, busque todas las empresas que ofrecen ese servicio y averigüe sus precios. Se dará cuenta que habrá una que ofrece el mismo por un valor más bajo. Por ejemplo, en servicio de streaming, según información de la Revista Dinero publicada en febrero 21 de 2020, existe una batalla de los precios en sus valores del plan básico: HBOMAX (17 USD), AMAZON PRIME VIDEO (10 USD), NETFLIX (9 USD), HULO (5,99 USD), APPLE TV (4,99 USD), DISNEY (6,99 USD). Ante estos precios ¿cuál escogería?

5. Identifique todos pequeños gastos que pueden ahorrar. El ser humano, independientemente de su ingreso, realiza diariamente pequeños consumos de poca transcendencia que con el tiempo van drenando sus bolsillos. A estos se les denomina gastos ‘hormiga’.

La mayor parte de los gastos 'hormiga' se destinan al ocio. Un estudio realizado por Adecco, reveló que las personas gastan el 10 % de su salario en el ocio. Entre los gastos ‘hormiga’ más comunes están los refrescos, cigarrillos, café, postres, dulces, taxis-Uber, loterías, periódicos, compras en las panaderías, cuotas de manejo de productos financieros, Apps, entre otros. Analice cuales de estos gastos puede eliminar dada la caída de sus ingresos.

La buena noticia es que, si usted se encuentra en casa trabajando o en cuarentena, ahorrará mucho de los gastos anteriores.


Bono regalo 1: las obligaciones financieras (deudas). Ante la crisis, varias entidades financieras en el mundo están sacando medidas de alivio para sus deudores durante el tiempo que dure el COVID19 con el fin de aminorar sus deudas. Consulte en cada entidad donde tiene su obligación qué medida le ofrecerá.


Pese a estas ayudas, lo recomendable es que si aparece un gasto imprevisto o sientes que tus ingresos disminuyen considerablemente, evita endeudarte y más bien usa el dinero de tu fondo de emergencia. Si aún no cuentas con este fondo, usa tus cesantías, vende un activo, pero evita siempre la tentación de endeudarte con la tarjeta de crédito, sale muy costoso.


Bono de regalo 2: Si su principal ingreso es por arrendamientos, hable con sus arrendatarios ofrézcale un descuento en el canon. Así los motivará a que ellos usen sus ahorros y fondos de emergencia para cumplirle con lo pactado.


Para terminar, nunca olvide que la única diferencia entre la prosperidad económica y una crisis es la forma cómo administre su dinero. Y esto no se hace de la noche a la mañana. Necesita de tiempo y entrenamiento. Cuando se encuentre en una crisis, asúmalo como algo temporal que se va a resolver. Concéntrese en las soluciones y no en el problema. Siempre tenga un escenario positivo en mente teniendo en cuenta que lo que piensa es lo que se hace realidad.


¡Ahora, manos a la obra!




© 2019 Dinero Emocional. Todos los derechos reservados

Diseño por AdLytic