Buscar
  • Jaime Collazos

Que el Black Friday no se convierta en el día más negro de sus finanzas

Actualizado: 12 de dic de 2019

Según datos de la plataforma Black Friday Global, en el país las ventas durante este día subieron 630% en 2018, respecto a un día normal en el comercio local. Precisamente, los dos últimos meses del año es cuando los hogares realizan más gastos innecesarios (también conocidos como gastos superfluos) y como no lo tienen presupuestado, ¡se endeudan! Todo puede comenzar con el famoso Black Friday o viernes negro, pues, ¿cómo no aprovechar semejantes descuentos, incluso hasta mitad de precio? El error más frecuente es pensar que estos descuentos son un ahorro, más aún, si se utiliza la tarjeta de crédito para comprar esos artículos, pues más de la mitad de los colombianos cuenta con uno de estos medios de crédito. Pero ¿de qué le sirven los descuentos del Black Friday si a la final el interés que pagará con la tarjeta de crédito le costará alrededor de 28% anual? Hagamos un breve ejemplo: según Fenalco las categorías que más se venden en el país durante esa fecha, son: paquetes turísticos, ropa, zapatos, electrónica, electrodomésticos, cosméticos y perfumes. Suponga que compra un paquete turístico a Santa Marta por tres días para dos personas por $2.500.000 con su tarjeta de crédito a 36 cuotas. Terminaría pagando $3.500.000 tres años después. Bajo estas circunstancias ¿realmente está ahorrando en sus compras? O en realidad ¿se está endeudando más de lo que puede? Aquí tres consejos prácticos para que gaste con inteligencia en este último bimestre del año: Establézcase metas. Si las tiene bien claras sabrá que para alcanzarlas necesitará dinero, por ende, entre más se endeude más se alejará de ella. Presupueste sus gastos del Black Friday y de navidad. Si no tiene cabida estos gastos en estos momentos, No compré. Ahorre sus primas o ingresos adicionales por bonificaciones o cree más ingresos y así compre de contado el próximo año. Aplique la ley de los tres días. Si va a una tienda y se antoja de un artículo con un buen descuento. Postergue su compra por tres días y si pasado ese tiempo aún siente que lo necesita, cómprelo. Casi siempre se dará cuenta que no era tan necesario. En conclusión, toda deuda debe ser pagada con su tiempo de trabajo. Por ende, no “empeñé” más su vida y más bien ahorre o pague de contado. Maneje bien su dinero para que por fin pueda alcanzar sus metas soñadas. Más consejos en www.Dineroemocional.com


Fuente: https://www.elpais.com.co/economia/no-se-exceda-en-las-compras-opinion.html

© 2019 Dinero Emocional. Todos los derechos reservados

Diseño por AdLytic